Alternativas naturales económicas que te harán olvidar el desodorante comercial Alternativas naturales económicas que te harán olvidar el desodorante comercial

Alternativas naturales económicas que te harán olvidar el desodorante comercial

Conoce estas alternativas brindan más opciones para quienes sufren alergias, se preocupan por el medio ambiente o simplemente prefieren remedios caseros y naturales.

Uno de los productos de higiene más popular y con diversas variantes es sin duda el desodorante. Además, es conocido por su fórmula elaborada con químicos poco atractivos para aquellos que se preocupan por el medio ambiente. 

El propósito del desodorante es bloquear los poros de la piel para así evitar la transpiración, sin embargo, hay remedios naturales que pueden sustituir este producto como la piedra de alumbre.

Conoce estas alternativas brindan más opciones para quienes sufren alergias, se preocupan por el medio ambiente o simplemente prefieren remedios caseros y naturales: 

Zumo de limón

Gracias a que los cítricos son muy útiles, uno de sus beneficios es que puede ser utilizado como desodorante. Y es que el ácido cítrico de los limones logra matar las bacterias que causan el mal olor, siendo este un buen remedio para aquellos que no transpiran demasiado.

Es importante mencionar que el uso de éste no es recomendable luego de depilarse la axila.

Aceite de coco

Para este remedio se necesita mezclar cinco cucharaditas de aceite de coco con una pizca de bicarbonato y otra de almidón de maíz y mézclalo hasta que se convierta en una pasta. Esta alternativa puede almacenarse en un recipiente pequeño y usarlo hasta que se acabe.

Aloe vera

Mejor conocido como el desodorante natural por excelencia, el aloe vera puede utilizarse en prácticamente todo el cuerpo. También se le puede añadir aceites esenciales para conseguir un mejor aroma.

Alcohol 

Esta alternativa también nos ayuda a matar las bacterias del olor como el zumo de limón y puede ser utilizado vaporizado sobre la piel.

Bicarbonato de sodio

Mezcla una pizca de bicarbonato con agua y aplícalo sobre tus axilas para así combatir el olor corporal. Otra opción es añadir almidón de maíz a tu mezcla para prevenir el exceso de humedad.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS