Hidratación y humectación, ¿cuáles son las diferencias? Hidratación y humectación, ¿cuáles son las diferencias?

Hidratación y humectación, ¿cuáles son las diferencias?

Es importante agregar que el trabajo de una no estaría completo sin la aportación de la otra.

Por:  Liz R. W.

El cuidado de la piel se resume en dos sencillos pasos: Hidratar y humectar. Muchas personas creen que estas acciones pudieran significa los mismo, sin embargo, son completamente diferentes.

Hidratar es aportar agua a las células de la piel hasta la capa más profunda. Por lo general, las sustancias que se utilizan para hidratar, contienen vitaminas, sales, minerales, entre otros activos que dejan tu piel más luminosa, suave y elástica.

Algunos de los ingredientes más populares para mantener tu piel hidratada son el Pantenol (Vitamina B5), el ácido hialurónico y el Aloe Vera.

Humectar es crear una barrera protectora en la piel para evitar que se evapore el agua de los tejidos. Son productos indicados para mantener la piel “húmeda” y favorecer la captación de agua del medio ambiente en la piel, integrar la superficie cutánea y restablecer el manto ácido de la piel para protegerla de enfermedades en la piel y los diversos factores dañinos que se encuentran en el medio ambiente.

Algunos de los ingredientes más populares para mantener tu piel humectada son la Glicerina, Escualano y lanolina.

En síntesis, la diferencia de ambas radica en que humectar significa básicamente crear una capa protectora en la piel para que mantenga su humedad natural mientras que hidratar es aportar agua e hidratación a profundidad en la piel.

Cabe señalar que también se puede hidratar de una manera natural con la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS