La cera en los oídos puede ser muy peligrosa. La cera en los oídos puede ser muy peligrosa.

Limpiar tus oídos podría convertirse en una técnica muy peligrosa

La cera de los oídos la hace el cuerpo para protegerlos. 

Se encarga de proteger tus oídos porque es un lubricante además de ser antibacteriana. La mayoría de las veces, la cera que ya está vieja se mueve por el canal del oído gracias a movimientos como masticar.

La cera se produce en en la parte exterior cerca del canal del oído. Ahora bien puede ocurrir que se forme lo que se conoce como un tapón de cera, cuando se ha acumulado en el canal del oído. 

Aunque parezca ilógico cuando la gente usa bastoncillos de algodón u horquillas para intentar limpiar sus oídos puede ocurrir que poco a poco se forme un tapón. 

Nunca se debe limpiar los oídos con bastoncillos. Pixabay. 

Síntomas del tapón de cerumen en tus oídos 

Puedes experimentar lo siguiente: 

Lo mejor para retirar un tapón de cerumen de los oídos es que acudas a un especialista porque si lo haces por tu cuenta, puedes correr el riesgo que siga empeorando. 

Si se agudiza los síntomas pueden incluir pérdida auditiva, irritación del oído. Una acumulación puede hacer que sea difícil ver dentro del oído, siendo incapacitante.

Para prevenir que vuelva a sucede lo mejor es no meter nada en tus oídos para limpiarlos, solo hazlo por el lado externo y con mucho cuidado. 

Si tienes un problema lo suficientemente severo con la cera de los oídos, habla mejor con un especialista que te la retire al menos una vez cada año. 

Con información The Cleveland Clinic. 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS