Niacinamida y sus beneficios para la piel. Niacinamida y sus beneficios para la piel.

Niacinamida: la vitamina que amarás para tu piel

La niacinamida es una de las dos formas principales de la vitamina B3.

La niacinamida es todo lo que querrás luego de que sepas los grandes beneficios que trae para tu piel. Ésta sustancia simplemente ha ido tomando gran popularidad dentro del skincare debido a que se ha convertido en la vitamina que tu cutis necesita.

¿Qué es la niacinamida?

La niacinamida es una de las dos formas principales de la vitamina B3: niacina (que se encuentran en los suplementos) y el ácido nicotínico, una fórmula esencial y estable, soluble en agua y en alcohol de esta vitamina; que no se sintetiza en el cuerpo y que para disfrutar de sus beneficios debemos ingerirla o aplicarla en nuestra piel. También es conocida como nicotamida.

Gracias a que tiene un bajo peso molecular, penetra fácilmente en el estrato córneo, la capa más superficial de la piel, participando como cofactor iniciador en varias reacciones enzimáticas, que influyen positivamente en diferentes procesos de la tez.

¿Para qué sirve?

Se trata de una vitamina que repara la piel. Ayuda a restaurar la energía celular, reparar el ADN dañado y reducir los efectos inmunosupresores de los rayos ultravioleta ocasionados por el sol. Combate los factores estresantes internos y externos que pueden conducir al deterioro o degradación de nuestra piel y signos prematuros de envejecimiento como la decoloración y las arrugas.

Beneficios de la niacinamida en el rostro

En el top de la lista definitivamente de encuentra que es una sustancia antiinflamatoria, lo que lo hace un aliado perfecto contra el acné, la rosácea, la hipersensibilidad y las pieles irritativas.

Al usarlo las manchas de acné se reducen gracias a sus propiedades seborreguladoras y antiinflamatorias, mejorando la textura de la piel y el aspecto de los poros. Asimismo, calma las rojeces y disminuye las marcas residuales de acné cuando se pigmenta. Como disminuye la irritación y el enrojecimiento facial es beneficioso para las pieles sensibles.

Por si eso fuera poco, la niacinamida cuenta con un poderoso efecto antioxidante, que protege frente a las células del estrés oxidativo y los radicales libres, así que puede ser una buena alternativa para aquellas pieles grasas o intolerantes a las que la vitamina C les irrita.

Además, regula la producción de sebo y refuerza la barrera protectora de la piel al reducir la pérdida de agua y aumentar la producción de los lípidos en epidermis (ceramidas) o las proteínas (queratina y filagrina), por lo que también es adecuada para las pieles deshidratadas y secas.

Por último, la niacinamida mejora el aspecto de las arrugas, debido a que su aplicación aumenta la producción de colágeno y elastina.

¿Quién puede usar la niacinamida?

Como pudiste imaginar después de leer lo anterior, la niacinamida puede utilizarse en todos los tipos de piel. Especialmente en las sensibles con rojeces, pieles con alteración de la pigmentación, tendencia acneica o las que presenten signos de envejecimiento, como líneas de expresión y arrugas.

Efecto secundario

La niacinamida es un ingrediente poderoso para la hidratación y el brillo de la piel, pero cuando se usa en altas concentraciones puede causar irritación en la piel. Por lo tanto, se recomienda usar concentraciones bajas (1-2%) de vitamina B3. De lo contrario, podrías experimentar algo de enrojecimiento o (peor aún) dermatitis.

No está de más recordarte que, si quieres comenzar a utilizar algún producto que la contenga, te recomendamos acudir con un especialista, él sabrá que es lo mejor para ti y en qué cantidades.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS