Uñas artificiales: esto es lo que debes de saber antes de usarlas Uñas artificiales: esto es lo que debes de saber antes de usarlas

Uñas artificiales: esto es lo que debes de saber antes de usarlas

Tener una buena manicura puede tener sus efectos secundarios.

Las uñas artificiales nos son de mucha ayuda cuando deseamos hacernos ciertos estilos en nuestra manicura pero se nos dificulta dejarnos crecer las uñas o, simplemente, no podemos esperar a que esto suceda.

Si bien las uñas no son dañinas, ponérselas y quitárselas puede involucrar ácidos y otras sustancias químicas que podrían causar reacciones alérgicas. El daño a las uñas artificiales también puede provocar infecciones por hongos y otros problemas.

Esto es lo que debe saber antes de hacer de esto algo rutinario, según información de Web MD:

Tipos de uñas

Acrílico: Este material plástico es la opción más popular. Se forma una cáscara dura cuando mezcla un polvo con líquido y lo cepilla sobre las puntas de las uñas pegadas. Tienes que limar tus uñas naturales para que sean lo suficientemente ásperas como para que las puntas de las uñas se adhieran a ellas.

Dado que sus uñas reales crecen todo el tiempo, eventualmente verás un pequeño espacio entre tu cutícula y la uña acrílica. Tendrás que volver al salón de manicura cada 2 o 3 semanas para llenar los huecos o hacerlo tú misma. Los productos químicos en el relleno y la limadura pueden debilitar tus uñas reales.

Si ya tienes una infección por hongos, las uñas artificiales pueden empeorarla o provocar otros problemas.

Geles: Estos son más caros y duran más que los acrílicos. Pinta el gel como un esmalte de uñas normal. Luego, colocas las uñas bajo una luz ultravioleta (UV) para endurecer el gel.

La luz ultravioleta puede dañar la piel, incluidas las arrugas y las manchas de la edad. Demasiada luz ultravioleta puede provocar cáncer de piel. Pero no se han reportado casos de cáncer de piel causado por lámparas ultravioleta en los salones de uñas, ni siquiera entre las manicuristas que trabajan alrededor de las luces todo el día.

Posibles problemas

Reacción alérgica: los productos químicos que se utilizan para pegar o quitar las uñas artificiales pueden irritar la piel. Es posible que veas enrojecimiento, pus o hinchazón alrededor de las uñas.

Infecciones bacterianas o fúngicas: Si golpeas su uña artificial contra algo, puede desalojar su uña real del lecho ungueal. Los gérmenes, levaduras u hongos pueden entrar en el espacio y crecer. Una infección bacteriana puede hacer que tus uñas se vuelvan verdes. Los hongos en las uñas, por otro lado, comienzan con una mancha blanca o amarilla en las uñas. La uña puede engrosarse con el tiempo y puede desmoronarse en casos graves. Consulta tu médico si sospechas alguna infección.

Uñas debilitadas: Para quitar las uñas acrílicas o de gel, sumerge los dedos en acetona durante 10 minutos o más. Este químico reseca mucho tus uñas reales y puede irritar tu piel. Algunas uñas artificiales deben limpiarse. Eso puede hacer que tus uñas naturales sean delgadas, quebradizas y débiles.

Soluciones

Si te encanta el aspecto de las uñas artificiales, estos consejos te pueden ayudar a disfrutarlas de forma más segura.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS