5 formas de manejar el boreout

Controlar la raíz del aburrimiento, el cual es muy común, es más fácil de lo que creemos.

El término conocido como boreout (aburrimiento) surgió en 2007 gracias Peter Werder y Philippe Rothlin, dos consultores de empresas suizos, y ha tomado relevancia en el último año debido a la pandemia, pues suele aparece en aquellos que han sido obligados a trabajar desde casa.

“En los últimos meses, habrás experimentado muchos cambios en tu vida laboral diaria. Ya sea que hayas cambiado tu viaje diario al trabajo desde casa, hayas estado de licencia o te hayas quedado en la oficina con un equipo reducido, todos hemos tenido que adaptarnos. Es normal que tu salud mental se haya visto afectada”, cita Harperz Bazaar a Fatmata Kamara, asesora especializada en salud mental de Bupa Reino Unido.

¿Qué causa el boreout?
El boreout o aburrimiento se presenta cuando no hay suficiente trabajo para ocupar nuestra mente.

“Es posible que te estés esforzando demasiado, lo que puede resultar en agotamiento (burnout). El boreout es un poco diferente; puedes sentir que el trabajo es repetitivo, fácil y no desafía tus habilidades lo suficiente”, dice Kamara.

¿Cómo superar el boreout?
1.- Rompe con el silencio
Habla con alguien cercano a ti que pueda ayudarte a comprender cómo te sientes y si es necesario que tengas que buscar más apoyo.

En caso de que sea tu trabajo lo que cause esta fatiga, es recomendable hablar tranquilamente con tu gerente o empleador para realizar cambios en la carga de tu trabajo para que este sea más estimulante o identificar nuevas responsabilidades que te ayudarán a combatir cómo te sientes.

2.- El equilibrio entre tu vida profesional y personal
Luego de trabajar tanto tiempo desde casa, es normal que hayamos perdido la motivación. Es importante mantener un buen equilibro entre el trabajo y la vida persona, incluso si eso significa tener que priorizar nuestro tiempo de inactividad sobre tu promoción de puesto.

Asegúrate de solamente trabajar durante tu jornada laboral y tomar descansos cortos. Prueba la técnica Pomodoro, que implica 25 minutos de trabajo y un descanso de cinco minutos en ciclos.

3.- Piensa en tu propósito
Puede que el trabajo en casa te haya llevado a olvidarte de tu propósito y sentido de ti misma, lo que suele llevarnos a deprimirnos. Recuerda vivir tu vida con autenticidad y evita preocuparte por lo que otras personas piensen.

4.- Encuentra lo que te motiva
Revalúa tus objetivos y observa cómo respondes al pensar en cada uno de ellos. En caso de que comiences a sentirte tensa, detente y concéntrate en lo que te relaja.

5.- Acepta nuevos desafíos
Prueba cosas nuevas que te lleven a salir de tu zona de confort o que te ayuden a mejorar tu estado de ánimo y a hacerte sentir más productiva y motivada.

Noticias Relacionadas

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS