Consejos para eliminar manchas de algunos platillos mexicanos Consejos para eliminar manchas de algunos platillos mexicanos

Consejos para eliminar manchas de algunos platillos mexicanos

Que no te agarre por sorpresa ese pequeño derrame de pozole.

Pozoles, romeritos, chicharrón, más de 50 variedades de moles, menudo, tinga, tacos, tamales, muchísimas salsas,  enchiladas, cochinita pibil, birria, chiles en nogada, tlayudas, barbacoa, pescados, frijoles, tlacoyos, gorditas, guacamole, corunda, papadzules, chimichanga, aguachile, ceviche, chocolate, y muchísimos postres, son solo una pequeñísima muestra de lo que es un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Sí, es el arte culinario mexicano, cuyos sabores han sido transmitidos de generación en generación encarnando tradiciones, misticismo, historia y fusiones excepcionales. Desde los banquetes prehispánicos hasta las contemporáneas recetas multipremiadas, México y su cocina han logrado traspasar fronteras, cumpliendo con lo que ya expresara el famoso chef newyorkino Anthony Bourdain en su carta dirigida a México: “(...)  la cocina mexicana (...) compleja, refinada, sutil y sofisticada. Podría ser, debería ser, una de las cocinas más apasionantes del planeta”.

Rindiendole homenaje, y a sabiendas de que siempre querrás disfrutarla sin preocupaciones, te dejamos algunos consejos desarrollados por expertos de Mr Jeff para que cualquier platillo mexicano te deje marcas solo en el alma, y no en tus prendas. 

Consejos para eliminar las manchas

CHILE

En la comida mexicana hay una gran variedad de chiles; sin embargo, los que más pueden causar estragos en tu ropa son los de tipo guajillo, ancho, morita y chipotle, por lo que al mancharte debes actuar con rapidez.

Pasa una servilleta de papel para absorber lo que quede de salsa (por si acaso tiene algún tipo de grasa adicionada)

Si la mancha ya está seca quita el exceso de la mancha con una cuchara o cuchillo sin filo. 

Deja remojar la prenda entre 15 y 20 minutos en agua caliente con detergente para platos.

También puedes remojar la mancha con vinagre blanco y dejarlo actuar por 15 minutos. 

Enjuaga la prenda con abundante agua. Si la mancha sigue allí, repetí el proceso.

Finaliza secando la prenda al sol para que se blanquee aún más.

MOLE

Si bien hay más de 50 variedades de mole, esta salsa no deja de ser una mezcla principalmente de chile, especias, grasa y chocolate. 

No dejes pasar mucho tiempo desde que se manchó la prenda.

Pon un poco de sal, talco o bicarbonato para que este material absorba la grasa, dejándolo actuar al menos durante 10 minutos. Luego, retirarlos con un cepillo suave. 

Utiliza jabón de barra con escamas de sosa o lavaplatos, aplícalo directamente en la mancha y frota hasta cubrirla.

Exponla al sol un par de horas para que el producto se active y elimine más rápido la mancha o remoja en agua caliente durante 30 min diluyendo en 3 lts de agua, 100 ml de peróxido de hidrógeno.

Después de dicho reposo, lávala convencionalmente.

También se recomienda remojar la mancha en detergente especial quitamanchas, o limpiador multiusos o vinagre

Ojo: Si la tela es lana no apliques agua caliente o expongas al sol.

MANTECA / GRASA

Sin duda uno de los principales ingredientes que le da más sabor a la comida mexicana, pero uno de los que más puede llegar a manchar tu ropa. 

Si la mancha está fresca sin dudar aplica talco, sal o bicarbonato sobre ella. Deja secar y limpia con un cepillo, agua y detergente. 

Pon sobre la mancha un poco de detergente lavaplatos que te ayudará bastante debido a eficacia en desintegrar la grasa. Deja que actúe unos minutos y luego haz círculos sobre el jabón hasta que veas que la mancha va desapareciendo.

Finalmente, lava con agua caliente en la lavadora de manera normal.

Si detectas la mancha ya tiene tiempo, vierte un poco de talco sobre la mancha, coloca un paño limpio encima y procede a planchar a temperatura mínima. Cuando veas que la mancha ya no está, lava normalmente. 

CHOCOLATE

Un ingrediente endémico y prehispánico que le ha dado platillos extraordinarios al mundo. 

Si está húmedo se puede utilizar vinagre. Deja actuar unos minutos y lavar normalmente. 

Si está seco, raspar con un cuchillo sin punta. 

Usa agua fría con un detergente suave directamente sobre la parte sucia. Para no desgastar el tejido, deja que actúe un par de minutos. Después, frota con cuidado la prenda y enjuágala.

Cuando hayas acabado, puedes meterla en la lavadora como de costumbre. 

Con las prendas delicadas es necesario tener algo más de cuidado. Lo más apropiado en este caso es que uses una solución casera a base de vinagre y agua (50 y 50%). Aplica esta solución directamente sobre la mancha con cuidado.

A continuación, métela en la lavadora con un poco de detergente quita grasa (el lavatrastes funcionará bien) y quedará como nueva.

FRIJOLES

Un básico de nuestra cocina. Ya sea entero, como caldo, salsa o machacados, pueden dejar manchas que si bien no son difíciles de quitar pueden estropear una prenda si no actúas rápidamente. 

Para este tipo de manchas, lo más recomendable es quitar inmediatamente los restos con alguna cuchara o cuchillo sin filo. 

Si la prenda se encuentra húmeda, con una mezcla de agua fría y detergente talla la parte de la mancha, pero si la mancha se secó, déjala remojando y después de un rato frota y enjuaga.

Agua, jabón y vinagre; si la mancha es muy ligera, con agua y jabón de baño es suficiente, pero si la mancha es sobre una prenda de lana, utiliza un trapo humedecido con vinagre, colócalo sobre la prenda, deja actuar y enjuaga. 

Lava como habitualmente lo harías o como indica la etiqueta del fabricante. 

GUACAMOLE

Una de las salsas más emblemáticas de México tiene como ingrediente principal el aguacate, esta fruta que provoca manchas muy resistentes en la ropa, ya que es extremadamente grasosa y aceitosa.

Raspa el exceso de la mancha y aplica vinagre blanco, deja actuar 5 min. 

Aplica un detergente líquido sobre la mancha y frota muy suavemente.

Si la mancha permanece, repita la aplicación del detergente y el remojo o aplica una solución de agua y vinagre (mezcla al 50 y 50 %) directamente y golpea ligeramente con un cepillo de cerdas semirígidas para ayudar a que el producto penetre en la fibra, esto ayudará a liberar la mancha.

Lava la pieza con agua lo más caliente que la tela lo permita, ya que ayudará a eliminar la grasa.

Lava como habitualmente lo harías. 

Comprueba que la mancha haya desaparecido por completo antes del secado. 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS