Los ácaros proliferan en camas tendidas, señala estudio

Esto se debe a la humedad que se queda encapsulada dentro de las cobijas.

¿No te gusta tender la cama al levantarte?, a continuación te daremos una valida excusa para que dejes de hacerlo, o bien, para que no te sientas mal de nunca haberlo hecho.

Según información de un estudio realizado por la Universidad de Kingston en Reino Unido, tender la cama a diario puede ser perjudicial para tu salud, pues de esta manera puedes extender la vida de diferentes organismos como los ácaros, que se pueden encontrar entre las sábanas y el colchón.

Los Investigadores revelaron que esto se debe a la humedad que dejan nuestros cuerpos cuando dormimos, el cual se expande dando la oportunidad a los ácaros de vivir más. Por otra parte, si la cama se deja como está, estos animales no pueden sobrevivir a las condiciones calientes y secas que se encuentran dentro de un cuarto.

Pero, ¿qué son los aceros?

Acari o Acarina, comúnmente denominados como ácaros, son una subclase de arácnidos. Existen casi 50 000 especies descritas. La mayoría de los ácaros no son visibles al ojo humano y alcanzan unos pocos milímetros de longitud.

La investigación encontró que en una cama promedio se pueden encontrar hasta 1,5 millones de estos animales viviendo. Se alimentan a través de la piel muerta y pueden producir alergias e incluso asma.

A través de un modelo de computadora, los científicos han determinado qué cambios se pueden realizar para reducir el número de ácaros de las camas, y se encontró que estos insectos pueden sobrevivir gracias a la humedad de la atmósfera; sin embargo, dejar las sábanas sin tender puede disminuir la cantidad de agua deshidratando a estos animales.

Enfermedades causadas por ácaros

Los síntomas más comunes causados por la alergia a los ácaros del polvo por la inflamación de las fosas nasales son:

* Estornudos
* Moqueo
* Ojos rojos, llorosos o con picazón
* Congestión nasal
* Picazón en la nariz, el paladar o la garganta
* Goteo nasal posterior
* Tos
* Dolor y presión facial
* Piel azulada e inflamada debajo de los ojos
* En el caso de un niño, frotarse la nariz hacia arriba con frecuencia

Para evitar las molestias en las vías respiratorias es importante reducir la cantidad de polvo en el hogar, no solamente bastará con no tender la cama, sino también hacer una limpieza profunda. Cabe señalar que siempre es importante acudir a un doctor en caso de que las molestias sean persistentes.

Noticias Relacionadas

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS