Los perritos también sienten celos. Los perritos también sienten celos.

Perros celosos: síntomas y qué hacer con ellos

Estudios han confirmado que los canes son capaces de sentir celos.

Así es, los perros pueden sentir celos y no se trata sólo de tu imaginación cuando sientes que tu perrito se comporta de manera diferente al momento de que acaricias a otro can o sales con una nueva pareja, al menos así lo confirmó un experimento científico publicado en la revista Plos One.

Christine Harris, profesora de psicología de la Universidad de California en San Diego, y su equipo hicieron un experimento con 36 perros a los que grabaron en sus casas. La prueba consistió en que los dueños de los animales tenían que ignorarlos mientras le prestaban atención a tres objetos: un perro de peluche que parecía un can de verdad, una cubeta y un libro. Tanto con el peluche como con la cubeta, las personas debían tratarlos como si de perros se tratasen, hablándoles y acariciándoles, mientras que el libro sólo tenían que leerlo mientras salía una melodía de él.

El resultado fue que los perros se pusieron celosos cuando los dueños se mostraron cariñosos con el peluche, al que de hecho veían como otro can. Las mascotas del estudio mostraron conductas celosas como ponerse entre el dueño y el peluche, mordisquear y tocar o empujar al peluche o al dueño.
 
¿Cómo se originan los celos?

Los celos caninos pueden producirse debido a que el perro tiene bien interiorizado el orden jerárquico en un determinado grupo y le cuesta trabajo comprender un cambio de roles, como lo supone la llegada de un nuevo individuo, ya sea persona o animal.

¿Cómo saber si está celoso?
 
Ladridos
Una señal de que tu perro experimenta celos de alguien, o de otro animal, es que ladra de forma excesiva cuando te acercas a esa persona o animal.

Se orina dentro de casa

Hacer del baño dentro de casa podría indicar muchas cosas pero en cuanto a éste tema, puede ser señal de celos. El animal lo que querrá es marcar su territorio y captar tu atención.

Se muestra muy posesivo

No se separa de la persona o animal que ve como su posesión.

Cambia rápidamente su ánimo

El perro celoso puede enseñar los dientes y gruñir delante de quien le incomoda y al momento, cuando está persona o animal desaparece de escena, volvera a la normalidad.

Destroza objetos

Cuando hace esto, está llamando desesperadamente tu atención.

Más alteraciones del comportamiento

Comer más o menos de lo habitual, esconderse, llorar o lamerse las patas son más señales de que algo no anda bien, de que el can está celoso.

Agresividad

Si el perro se pone agresivo con la persona o animal que le “estorba”, mal asunto. Estamos ante la fase álgida y más problemática de los celos. Antes de llegar a este punto, es deseable ponerse en manos de un  etólogo pues la solución al problema será más sencilla

¿Qué hacer?

Recuerda que el perro no es un niño, no le trates como tal. El perro no puede hacer lo que quiera. En casa tienen que existir normas que se tienen que cumplir y su comportamiento tiene que ajustarse a los límites.

Ante un ataque de celos, la persona que tiene que regañarle es la que el perro considera que le pertenece.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS