¿Por qué nos da hambre después de hacer ejercicio? ¿Por qué nos da hambre después de hacer ejercicio?

¿Por qué nos da hambre después de hacer ejercicio?

Aprender a controlar nuestros antojos es ideal para llevar una vida saludable.

Es común que todas hayamos experimentado al menos una vez de nuestra vida la sensación de hambre luego de terminar con una buena rutina de ejercicio. A pesar de que no llega rápidamente, luego de un par de minutos comienza esa necesidad de querer comer todo.

Estudios señalan que existen ejercicios que provocan que te dé más hambre, aquí te compartimos la razón principal y cómo poder controlarlos para seguir tu dieta saludable sin caer en los antojitos después de hacer ejercicio.

¿Por qué el ejercicio hace que nos dé hambre?
Esto se debe a que la actividad física que realizamos ocasiona un gasto energético que hace que quememos calorías e influye en nuestro aumento del apetito con el fin de reponerlas.

Un artículo de Disease Models & Mechanisms señala que el control del apetito y la ingesta de energía están regulados por el gasto energético, y un estudio de la Universidad de Sheffield Hallam, Reino Unido, lo comprueba.

De acuerdo con esta investigación, el ejercicio tiene un impacto en aquellos organismos que se encargan de controlar la alimentación e influyen en la sensación consciente que refleja un impulso mental de comer.

Sin embargo, aunque podría parecer que a todas las personas tienen necesidad de comer luego de ejercitarse, la verdad es que no a todas les sucede los mismo.

“Las acciones específicas del ejercicio sobre cada componente fisiológico variarán en fuerza de persona a persona (de acuerdo con las características fisiológicas individuales) y con la intensidad y duración del ejercicio. Por lo tanto, las respuestas individuales al ejercicio serán muy variables y difíciles de predecir”, señala el artículo publicado en la revista Wiley.

Esto debes hacer para seguir ejercitándote sin tener la sensación de hambre:

El secreto para evitar comer luego de ejercitarte está en ingerir alimentos capaces de lograr una mayor saciedad y control del apetito. Uno de ellos es la fibra soluble, la cual se encarga de retener el agua y prolonga la sensación de saciedad.

Entre los alimentos ricos en fibra se encuentran las semillas, arroz, nuez, lentejas, frijoles, cebada, zanahorias, manzanas, brócoli, entre otros.

Un tip que te ayudará mucho es nunca saltarte las tres comidas del día ni grupos de alimentos. Trata de balancear tus comidas con unas buenas dosis de proteína, grasas buenas y carbohidratos. Entre otras podrás comer tus frutas y verduras favoritas.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS