Reduce el estrés con estos ejercicios de 'mindfulness' en casa Reduce el estrés con estos ejercicios de 'mindfulness' en casa

Reduce el estrés con estos ejercicios de 'mindfulness' en casa

Deshazte del estrés y ansiedad con estos consejos.

El mundo ha cambiado y con ello se ha hecho mucho más frecuente la necesidad de adoptar mejores hábitos para combatir las consecuencias del estrés, incertidumbre y ansiedad en la que nos encontramos.  Para esto, existen diversas técnicas y entrenamientos que nos ayudan a controlar mejor nuestras emociones; siendo uno de los más populares el Mindfulness, es una técnica que nos permite conseguir atención plena en el "aquí y el ahora", ayudándonos a conocer y apreciar lo que hay en nuestro alrededor para focalizar nuestros esfuerzos y manejar las emociones negativas.

Conociendo la importancia de esta técnica para regular nuestros pensamientos en épocas tan difíciles como las actuales, la plataforma de educación Aprende Institute comparte algunos consejos útiles para practicar “plena consciencia”, no sólo para realizar nuestras actividades de la mejor forma posible, sino también para vivir el presente y mantener en casa un equilibrio con las diferentes presiones que esto conlleva.
 
Aquí te dejamos algunos ejercicios de mindfulness que te ayudarán a reducir el estrés y la ansiedad:
 
1. Práctica el aliento estimulante o la respiración de fuelle. La respiración es una práctica mindfulness que nos ayudará a potencializar nuestra energía; en este caso la técnica de la respiración de fuelle es muy conocida en yoga como prana. Con la espalda recta y relajando los hombros, empieza a inhalar y exhalar rápidamente por la nariz. Mantén la boca cerrada y relajada a la vez. Realiza tres ciclos de respiración completos por segundo. A medida que respiras podrás notar un movimiento rápido en el diafragma, simulando un fuelle.

2. Respiración 4-7-8 para reducir el estrés. Esta técnica te ayudará a relajarte ya que funciona como un tranquilizante natural para el sistema nervioso. Consta de inhalar mientras cuentas hasta cuatro, aguantar la respiración hasta llegar al siete y exhalar a la cuenta de ocho, si puedes acelerarlo será mucho mejor. Recuerda no realizar más de cuatro sesiones, ya que podrías marearte.

3. Cuenta tus respiraciones. Contar la respiración es una técnica tradicional para encontrar la calma ante cualquier situación. Practícalo por diez minutos cuando lo necesites y verás la diferencia. Para realizarla cuenta tu respiración mentalmente hasta uno y exhala lentamente. Inhala nuevamente, cuenta hasta dos y exhala lentamente. Continua con el conteo repitiendo el procedimiento hasta llegar a diez y verás que es una buena forma de relajación.

4. Pinta mandalas o dibuja. Desarrollar nuestra parte creativa siempre es terapéutico; dedicar un rato o incluso unos minutos de nuestro tiempo a esta actividad nos permitirá liberar la mente y dejar que nuestros pensamientos fluyan mientras realizamos una actividad relajante.

5. Camina y observa. Evita el uso de tu teléfono y dirige tu atención a lo que te rodea o por donde caminas para conectar con la naturaleza. Para ello enfócate en sonidos, las sensaciones y olores a tu alrededor, verás que es una fórmula efectiva para reducir la ansiedad.

6. Concéntrate en una cosa a la vez. El ritmo de vida actual es muy dinámico, a tal punto de acostumbrarnos a la presión constante, por lo que una larga lista de pendientes se puede convertir en una fuga de tranquilidad. Una técnica que nos ayudará a mejorar nuestro ritmo de vida es realizar una actividad a la vez. Esto nos permitirá enfocar nuestra atención a tareas específicas, administrar nuestro tiempo, para esto podemos hacer uso de un temporizador y ordenar prioridades; acciones que se verán reflejadas como una mejor productividad y evitaremos el multitasking, un detonador del estrés y la ansiedad.

Considera estas técnicas como una alternativa para desacelerar tu rutina y comenzar a pensar en ti y tu bienestar.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS