Orgasmo y las posiciones para llegar. Orgasmo y las posiciones para llegar.

5 posiciones que garantizan el orgasmo

Las mujeres no sólo necesitan de la penetración sino también de la estimulación.

No es un secreto de que las mujeres necesitan un poco más de estimulación para poder llegar al orgasmo, muchas de ellas llegan con pura penetración pero otras más, alrededor del 85%, necesitan ciertos actos para alcanzar el clímax.

Si eres o tu pareja es de las que forma parte del 85% de las mujeres, a continuación te mencionamos varias de las posiciones sexuales para facilitar el orgasmo y la estimulación del clítoris.

1. La mecedora
Para esta posición la mujer debe colocarse por encima de su pareja, quien se encuentra sentado. Al estar arriba, ella controla la velocidad de la penetración y la inclinación del pene durante el acto.

Ella rodea la cintura del hombre con sus piernas, y se mueve hacia enfrente y hacia atrás como si de una mecedora se tratase. Él puede ayudarla posicionando las manos en su cadera o cintura, o puede inclinarse hacia atrás para dejar libertad al quehacer de la mujer.

2. Misionero clitoriano
Se trata de la clásica y más popular postura pero con un toque diferente, la estimulación del clítoris. Ella se tumba boca arriba, y él se sitúa encima. Mientras la penetra, ella puede estimularse el clítoris y controlar asimismo el ritmo de la penetración con su movimiento de caderas. No falla.

3. Amazona inclinada
Es la amazona versionada para la ocasión. El hombre se tumba boca arriba con las piernas estiradas y ella se pone encima de él, a horcajadas. Durante la penetración, ella se inclina hacia atrás, facilitando el acceso de él a su clítoris. Además de que la combinación entre masturbación ajena y penetración es sumamente placentera, con esta postura el pene incide directamente en la pared vaginal, lo que magnifica su placer y, por tanto, la llegada del clímax.

4. La silla
Para esta postura ella puede sentarse de cara o de espaldas al hombre. El clítoris puede ser estimulado por cualquiera de los dos. Es recomendable que la altura de la silla sea adecuada para ella, pues si no, estará incómoda y no podrá concentrarse en su misión: acabar el coito con el pene dentro.

5. Alineación coital
Similar al misionero pero con un detalles de diferencia Es muy buena porque se estimula el clítoris con el roce de la pelvis de él, por lo que no hace falta hacerlo de forma manual. En esta postura, ella tiene las piernas juntas, y él, separadas. Aunque aquí el hombre apenas puede introducir el pene unos 2,5 centímetros, el placer que experimentarán ambos será muy satisfactorio.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS