Pixabay. Pixabay.

6 razones por las que tener menos amigos puede ser bueno para ti

La inteligencia puede tener qué ver con la poca cantidad de amigos que elijas. 

Si eres de las personas que tiene unos cuantos amigos, es momento de que sepas que ésta es de las mejores experiencias, al menos así lo señala un estudio.

Según una investigación, realizada en 2016 y publicada en el British Journal of Psychology, a las personas más inteligentes les va mejor con una menor cantidad de amigos.

Hay muchos otros beneficios de no tener demasiados amigos e incluyen la oportunidad de formar vínculos más profundos con sus amigos existentes o con sus seres queridos. Tener menos amigos también dice algo sobre ti como persona: probablemente establezcas un mejor sentido de autoestima.

"Tener una red sólida de amigos es una parte integral del bienestar personal. Los estudios han encontrado consistentemente que las relaciones positivas con las personas pueden mejorar significativamente la salud emocional y física. Los amigos nos brindan compañía y apoyo emocional, así como también nos ayudan a resolver problemas, mantenerse motivados y recordarnos que debemos tomarnos un tiempo para nosotros mismos. Además, nos permiten desarrollar un sentido de pertenencia y aumentar nuestra autoestima ", dice el Dr. Chandni Tugnait, M.D. (Medicinas alternativas), psicoterapeuta, entrenador de vida, Business Coach, experto en PNL, sanador, fundador y director de Gateway of Healing.

Si eres alguien que no cree en tener un gran círculo de amigos, el Dr. Tugnait enumera todos los beneficios de tener menos amigos.

Beneficios de tener pocos amigos

1. Mayor profundidad en las relaciones
La calidad de sus relaciones suele mejorar con menos amistades cercanas. Con menos distracciones y más tiempo para dedicar a cada individuo, las conversaciones se vuelven más profundas, significativas y duraderas.

2. Más oportunidades de crecimiento
\Al invertir más tiempo en un grupo selecto de amigos, puede formar lazos que brindan espacio para que ambas partes crezcan juntas. Cada amistad es una oportunidad para desarrollar habilidades esenciales para la vida como la comunicación, la resolución de problemas y la inteligencia emocional.

3. Un mayor sentido de autoafirmación
Tener menos amigos ayuda a establecer un sentido de autoestima ya que la atención que recibes está intensamente enfocada. Con menos voces compitiendo por una parte de su tiempo y energía, se vuelve más consciente de qué pensamientos y opiniones deben tomarse en serio.

4. Conexiones más convenientes
A medida que aumentan las amistades, a menudo puede ser un desafío hacer un seguimiento de quién dijo qué o cuándo estuvo disponible. Tener menos amigos te permite recordar rápidamente información importante y coordinar planes fácilmente sin sentirte abrumado por los detalles.

5. Mayor oportunidad para la soledad
Cuando tienes un círculo más pequeño de amigos, se vuelve más fácil forjar momentos en los que puedas apreciar estar solo. El tiempo extra se puede utilizar como una oportunidad para reflexionar y recargar energías.

6. Más perspectivas únicas
Con menos personas a las que pedir consejo y apoyo, encontrar a alguien con una perspectiva única sobre cualquier tema puede ser más accesible. Este tipo de pensamiento innovador suele ser invaluable cuando se toman decisiones que requieren soluciones innovadoras.

En última instancia, la cantidad de amigos a los que uno debe apuntar dependerá de las necesidades de cada individuo; algunos prefieren solo un puñado de confidentes, mientras que otros encuentran alegría en tener muchos conocidos, aseguró el especialista. 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS