Beso de Singapur: Así puedes disfrutar de esta técnica que cambiará tu vida íntima Beso de Singapur: Así puedes disfrutar de esta técnica que cambiará tu vida íntima

Beso de Singapur: Así puedes disfrutar de esta técnica que cambiará tu vida íntima

Te encantará descubrir esta técnica con tu pareja.

El sexo es una de las mejores actividades que podemos realizar al lado de nuestra pareja. No sólo nos ayuda a disfrutar de un buen momento, sino también a mejorar nuestra vida sexual y en pareja.

Afortunadamente, tenemos la libertad de experimentar con posiciones o juguetes sexuales para descubrir lo que nos encanta en la cama. Sin embargo, existe una técnica que sin duda revolucionará el sexo de ahora en adelante.

Hablamos de la técnica del ‘Beso de Singapur’ el cual consiste en “atrapar” y soltar el pene de tu pareja a través de movimiento vaginales. Además, es conocido como el beso, sin usar los labios, más atrevido.

Guía para realizar el ‘Beso de Singapur’

Esta técnica, también conocida como ‘Pompoir’, consiste básicamente en estimular el pene con los músculos pubocoxígenos con los que contraerán y relajarán al miembro sexual masculino. 

A la hora de realizarlo con tu pareja, necesitas colocarte sobre él para después comenzar con la penetración a fondo. Luego aprieta, mantén y suelta continuamente tus músculos para crear una sensación de masaje.

Otra de las ventajas de esta técnica sexual es que cuenta con algunas variaciones que te harán disfrutar como nunca antes. La primea consiste en cubrir el glande y apretar hasta bajar hasta la mitad y nuevamente apretar. Después baja hasta el fondo y durante ese movimiento vuelve a subir.

La segunda variación consiste en apoyarte con tu abdomen. Mantente sobre él, pero la penetración deberá ser hasta el fondo y mantener tus músculos pubocoxígeos. Luego sume el abdomen bajo para crear la sensación de que succionas el pene y suelta.

Entre los beneficios del ‘Beso de Singapur’ está que gracias a esta técnica podremos disfrutar de orgasmos más intensos, pues estimulamos a nuestro clítoris como en ninguna otra posición.

Además, es ideal para quienes sufren de disfunción eréctil o eyaculación precoz, pues la ejercitación es pausada, rítmica y la vagina es la que se encarga de realizar todo el trabajo.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS