La ciencia revela porqué nos gusta el chisme La ciencia revela porqué nos gusta el chisme

La ciencia revela porqué nos gusta el chisme

Descubre porqué disfrutamos platicar y compartir chismes con nuestras amigas.

Lo admitamos o no, muchas personas disfrutamos sabernos los chismes del momento, ya sean de la farándula o amigos. Esto no sólo se debe a la emoción que nos causa el enterarnos de nuevos acontecimientos, sino también de la comunicación que se entabla a la hora de intercambiar información.

Por ello, la ciencia y la psicología se han encargado de revelar la verdad detrás de esta práctica y comprobar las verdaderas razones por las cuales disfrutamos platicar y compartir chismes con nuestras amigas mientras bebemos café o vino.

Comencemos con lo primero, ¿Qué es el chisme?
El chisme es una forma de comunicación que utilizamos para compartir información, la cual en su mayoría no está verificada, sobre un acontecimiento o persona que no está presente. A pesar de que el chisme se ha ganado mala fama debido a la creencia de rumores, los expertos señalan que tiene muchas ventajas.

El compartir chismes con nuestras amigas nos ayuda a generar endorfinas, lo que reduce los niveles de estrés y nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

También nos ayuda a fortalecer vínculos sociales dentro de un grupo de amigos, es decir, el chisme refuerza la comunicación con otras personas que tienen el mismo interés.

El chisme funciona para establecer acuerdo al encontrar similitudes con la opinión de otra persona, lo que llega a generar una integración y sensación de pertenencia con otras personas.

Ayuda a generar alianzas y fortalece los vínculos de amistad con un grupo determinado, según indican los expertos en psicología.

El investigador David Sloan Wilson de la Universidad de Nueva York señala que en nuestras conversaciones dedicamos entre 50% y 60% de contenido de chisme, lo que quiere decir compartir chismes es irresistible para todas las personas.

Los chismes, según expertos, pueden llegar a ser negativos o positivos dependiendo del estado de ánimo o personalidad del individuo que los comparte. Entre las principales razones por las cuales compartimos un chisme son por celos, envidia, enojo, interés o costumbre.

A pesar de que esta práctica social es muy común, el esparcir de un rumor puede afectar negativamente nuestra vida social, por lo que es importante no compartir información no verificada de una persona o solo tu reputación quedará dañada.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS