Los hombres la pasan peor después del divorcio, al menos de salud, señala estudio Los hombres la pasan peor después del divorcio, al menos de salud, señala estudio

Los hombres la pasan peor después del divorcio, al menos de salud, señala estudio

Un estudio revela que los hombres que viven solos durante más de siete años corren más riesgo de muerte prematura, ataques cardíacos y demencia.

Divorciarse y vivir solo podría provocar problemas de salud y la muerte de hombres de mediana edad. Esta respuesta biológica al estrés está relacionada con morir antes, arterias endurecidas, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer y demencia. Un estudio de más de 4800 personas de 48 a 62 años, publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health, rastreó sus divorcios y rupturas y cuánto tiempo pasaron viviendo solos entre 1986 y 2011.

Por otra parte, las mujeres que experimentaron múltiples rupturas de relaciones, o que pasaron mucho tiempo viviendo solas, no vieron un aumento en problemas de salud.

Esto puede deberse a que las mujeres de mediana edad, en comparación con los hombres de la misma edad, suelen tener grupos de amigos más grandes que ofrecen más apoyo emocional, lo que ayuda a evitar que el estrés afecte su salud.

Los hombres, que pueden vivir de forma menos saludable después del divorcio, tenían niveles un 17 por ciento más altos de dos sustancias químicas en la sangre que indican inflamación, la interleucina 6 y la proteína C reactiva, que aquellos que tenían una relación estable.

El profesor Rikke Lund, autor principal del estudio, de la Universidad de Copenhague, dijo: "La evidencia muestra que los hombres tienden a depender más de sus parejas femeninas que al revés, por lo que son más vulnerables si las pierden".

El divorcio

El divorcio es un 'evento que altera la vida' que anteriormente se ha relacionado con problemas de salud mental, enfermedades cardiovasculares y muerte prematura.

El nuevo estudio, publicado en Journal of Epidemiology and Community Health, rastreó los divorcios y las rupturas de relaciones en 4835 personas entre 1986 y 2011.

Los hombres que tuvieron dos o más rupturas durante este período tenían niveles un 17 por ciento más altos de dos sustancias químicas en la sangre que indican inflamación: la interleucina 6 y la proteína C reactiva.

Eso se comparó con las personas que permanecieron casadas continuamente o que solo tuvieron una relación durante los 26 años rastreados.

El estudio también incluyó a 83 personas que enviudaron, lo que puede tener efectos similares a los de una relación que termina en términos de estrés.

Vivir solo se ha relacionado con una función física más deficiente, angustia psicológica y muerte prematura.

Los hombres biológicamente pueden tener una mayor inflamación en reacción al estrés que las mujeres, pero los autores del estudio también dicen que es más probable que "externalicen" el estrés con comportamientos como el consumo excesivo de alcohol, que puede causar inflamación, mientras que las mujeres "internalizan" sus sentimientos, lo que lleva a efectos potencialmente menos dañinos.

El profesor Lund dijo: "Las mujeres tienden a tener un mejor apoyo de amigos y familiares después de un divorcio o una ruptura, lo que puede marcar una diferencia real en el efecto del estrés en su salud".

"Eso puede ir desde tener gente con quien hablar sobre sus emociones, hasta tener a alguien que les ayude a mudarse de casa, y sabemos que hace una gran diferencia".

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS