Los orgasmos múltiples sí existen y estos tips te ayudarán a lograrlos Los orgasmos múltiples sí existen y estos tips te ayudarán a lograrlos

Los orgasmos múltiples sí existen y estos tips te ayudarán a lograrlos

Luego del primer orgasmo, los siguientes suelen ser más placenteros e intensos.

El orgasmo femenino fue, durante muchos años, uno de los temas tabú de la sociedad. Es por ello que hemos crecido con la idea de que es difícil de lograr e incluso, que no era necesario que la mujer llegara al éxtasis durante el encuentro sexual.

Afortunadamente existen diversas opciones que nos pueden ayudar a las mujeres, quienes somos multiorgásmicas, a lograrlo sin problema. Una de sus ventajas es que luego del primer orgasmo, los siguientes suelen ser más placenteros e intensos, algo que definitivamente todas deberíamos disfrutar seguido.

Te presentamos unos sencillos tips que te ayudarán a lograr multiorgasmos, ya sea que estés con tu pareja o sola.

1.- Ejercicio de Kegel
A pesar de que son ejercicios de los cuales se nos ha hablado en repetidas ocasiones a lo largo de nuestra vida, puede que olvidemos realizarlos. Esta técnica consiste en apretar tu vagina, como si estuvieras deteniendo pipí, durante 10 segundos y descansar para después repetir el procedimiento unas 10 veces. Esto te ayudará a mantener la fuerza de tu zona pélvica.

2.- Nada como conocerte a ti misma
Recordemos que cada persona y cada cuerpo es diferente, por lo que solemos reaccionar de distintas maneras a ciertos toques. Hay quienes prefieren los orgasmos vaginales, otras que la estimulación sea en el clítoris, mientras que hay mujeres que pueden llegar a experimentar un orgasmo solo con tocarse sus pezones. Tómate un tiempo para conocer qué es lo que a ti te gusta para poder disfrutar más de esta experiencia.

3.- La importancia de masturbarte
Complementario al consejo anterior, el masturbarte te ayudará a reconocer cómo te gustan las caricias, en qué velocidad y cuáles son los movimientos clave que te llevan al clímax. Puedes comenzar con tus manos y poco a poco ir integrando un juguete sexual para hacer las cosas más divertidas.

4.- Explora todas tus áreas
Sabemos que tu zona erógena es tu clítoris, sin embargo, puedes experimentar placer en otras zonas, sobre todo luego del orgasmo, pues tu cuerpo queda más sensible y los orgasmos posteriores son más deliciosos.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS