Motivos por los que no deseas tener sexo. Motivos por los que no deseas tener sexo.

¿Por qué no tengo ganas de tener sexo?

¿No estás de humor? Descubre cuál es el motivo y cómo solucionarlo.

El sexo es una actividad divertida hasta que llegas a ese momento en el que simplemente parece que no tienes ganas de hacerlo, pero no te preocupes, es normal tener algunas caídas y picos en el deseo, pero si rechazas a tu pareja con regularidad, es posible que desees ver qué está arruinando tu vida sexual.

Afortunadamente, los investigadores están trabajando para encontrar una solución rápida para la falta de libido. De hecho, dos nuevos medicamentos para tratar la disfunción sexual se encuentran actualmente en ensayos clínicos. Pero mientras que una versión femenina de Viagra puede estar a solo unos años de distancia, tu vida sexual no debería tener que esperar tanto tiempo para encontrar una solución.

Es por ello que a continuación te diremos cómo conocer algunos de los frenos de libido, junto con sus consejos para recuperarlo.

Estrés
Ya sea que tengas muchos pendientes en el trabajo o estés haciendo malabarismos con un millón de compromisos en casa, es prácticamente imposible cambiar el chip mental cuando quieres tener relaciones sexuales. Para excitarte debes ser receptiva.

Lo que debes hacer: Ubica de dónde se origina el estrés y elabora un plan de juego para reducirlo, o incluso simplemente eliminarlo, el tiempo suficiente para disfrutar del sexo. Practicar ejercicio puede ayudar a liberar tu mente de los pendientes.

Estás tomando la píldora
Desafortunadamente, la misma píldora que tomas para tener relaciones sexuales sin preocupaciones puede frenar tu deseo. Una razón es que los anticonceptivos hormonales pueden reducir la cantidad de testosterona libre (del tipo que aumenta la libido) en el cuerpo, lo que parece afectar a algunas mujeres más que a otras.

Lo que debes hacer: Si Tu deseo ha sido nulo desde que comenzaste a tomar la píldora, habla con tu médico sobre otras opciones de control de la natalidad y encuentra la que te sea más funcional en todos los aspectos.

No estás humedecida
La humedad de la vagina es el signo revelador de excitación del cuerpo, por lo que cuando falta puede formar una retención de la libido. Pero es posible que la falta de lubricación no tenga nada que ver con tu deseo sexual y sí con los medicamentos que está tomando, como los anticonceptivos o los antihistamínicos que se encuentran en los medicamentos para la alergia y el resfriado.

Lo que debes hacer: Adquiere un lubricante, de preferencia que sea a base de silicona.

Estás en una relación a largo plazo
Suena como una contradicción, pero los estudios han encontrado que los impulsos sexuales de las mujeres disminuyen después de estar con la misma pareja por un tiempo.

Lo que debes hacer: No necesitas deshacerte de tu pareja para recuperar tu deseo. En cambio, haz un esfuerzo por cambiar las cosas en tu propia relación. Sea creativo con nuevas posiciones, lugares e incluso momentos.

Simplemente no estás de humor, literalmente
De la misma manera que los pensamientos estresantes pueden interferir con la excitación, las percepciones corporales negativas pueden tener un efecto similar, por ejemplo el no sentirte sexy o atractiva

Lo que debes hacer: Aceptate tal como eres, te aseguro que a tu pareja no le importan eso detalles que en ocasiones nosotras resaltamos más, como los barros, las celulitis, el peso y las estrías. Juega un poco y enciende el momento con lencería, lo demás vendrá sólo.

Estas agotado
Si la idea de velas perfumadas y una cama grande y lujosa te hace fantasear más con roncar que con tener sexo, probablemente estés privado de sueño. En pocas palabras: tu cuerpo necesita dormir más que el sexo, así que si no duermes lo suficiente, tu libido se apaga.

Lo que debes hacer: En primer lugar, asegúrate de estar durmiendo lo suficiente. Si todavía te sientes cansada crónicamente, es posible que desee que su médico le haga un análisis de sangre para ver si te encuentras bien de salud.

Dolor
Cuando el sexo no se siente bien, tu deseo se ve afectado. Pero el dolor pélvico y la incomodidad durante las relaciones sexuales pueden ser causados por todo, desde una infección o una ETS hasta la endometriosis o el vaginismo. O puede ser simplemente que no estén teniendo un juego previo.

Lo que debes hacer: Si la estimulación adicional y el lubricante no funcionan, habla con tu ginecólogo sobre el dolor que estás experimentando. Pueden controlarlo para detectar ciertas infecciones y sugerir medicamentos o estrategias para que las cosas sean más cómodas. Si los problemas persisten, es posible que desee consultar a un experto en salud sexual para un enfoque más especializado.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS