Causas de la grasa en el vientre Causas de la grasa en el vientre

Causas de la grasa en el vientre

Evita estos hábitos. 

La grasa del vientre es un problema, y no de apariencia sino se salud. El tipo de grasa que se acumula en ésta área se llama grasa visceral. Rodea los órganos y aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y algunos cánceres. 

Para saber si tienes exceso de grasa en el vientre coloca una cinta métrica alrededor del abdomen, al nivel del ombligo. Más de 35 pulgadas en mujeres y 40 pulgadas en hombres es demasiado. 

A continuación te mencionamos algunas razones por las que se forma la grasa abdominal y cómo perderla.

Causas de grasa en el vientre

Dieta desequilibrada
Si ingiere más calorías de las que quema, aumentará de peso en todas partes, incluso en la cintura. Necesita reducir unas 500 calorías al día para perder una libra. Eso puede parecer mucho, pero primero considere eliminar los alimentos con mayor contenido calórico de su dieta. Las galletas, las papas fritas, los refrescos y los jugos contienen muchas calorías en unos pocos sorbos o bocados. Reemplace los primeros con alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes como el brócoli, las manzanas, el arroz integral y las sopas caldosas.

Los genes
Si comes bien y haces ejercicio y esos kilos de peso aún no desaparecen, tus genes podrían ser los culpables. Otra pista es si otros miembros de la familia luchan con su peso. Los genes controlan cómo su cuerpo quema calorías, qué tan rápido se siente satisfecho y si aumenta de peso en los muslos, glúteos o barriga. Incluso si la grasa del vientre es hereditaria, puede superar sus genes con la dieta adecuada y suficiente ejercicio.

El inicio de la menopausia
En las mujeres, la combinación del envejecimiento y la pérdida de estrógeno en la menopausia se suma al aumento de peso. Los genes, la pérdida de masa muscular y comer en exceso también contribuyen al aumento de peso entre los 40 y 50 años. Los kilos de más que podrían haberse asentado en sus caderas antes en la vida ahora se agrupan en su cintura, también gracias a los cambios hormonales. Ese cambio de peso hace más que apretar los pantalones. También puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca.

Falta de ejercicio
Los estadounidenses pasan más de 10 horas al día sentados. Aunque la dieta juega un papel importante en el aumento de peso, la falta de movimiento también contribuye. Para evitar aumentar los kilos de más en el abdomen y en otras partes del cuerpo, haga al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada o 75 minutos de ejercicio aeróbico de alta intensidad cada semana.

Falta de sueño
La falta de sueño podría ser parte de la razón por la que ha aumentado de peso. Tu cuerpo produce hormonas que te hacen sentir lleno. La falta de sueño puede hacerlos menos efectivos. Por eso, cuando tiene falta de sueño, puede comer en exceso y aumentar de peso, especialmente en el abdomen. Cuando no duerme lo suficiente, también puede desear más alimentos reconfortantes ricos en calorías.

Comiendo por estrés
Demasiado estrés no es bueno para su estado mental ni para su peso. El estrés desencadena la liberación de cortisol, una hormona que te hace desear alimentos ricos en grasas y carbohidratos como la pizza, las papas fritas y las galletas. El cortisol también deposita grasa alrededor de su abdomen. Otra forma en que el estrés conduce al aumento de peso es manteniéndolo despierto por la noche. Las personas que duermen menos horas tienden a tener más grasa abdominal.

Demasiadas grasas trans
Estas grasas artificiales aumentan el colesterol malo (LDL) y aumentan su riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. Los alimentos cocinados en grasas trans tienen un alto contenido de grasas y calorías y pueden provocar un aumento de peso. La FDA ha prohibido las grasas trans agregadas en los alimentos, pero algunos productos fabricados antes de la prohibición aún podrían estar en los estantes de las tiendas. Lea las etiquetas de los alimentos. Si la lista de ingredientes incluye aceite vegetal parcialmente hidrogenado, ese alimento contiene grasas trans. Intente elegir un artículo diferente.

Bacterias intestinales no tan útiles
Sus intestinos albergan billones de bacterias. Algunos de estos gérmenes viven en armonía contigo y ayudan a tu cuerpo a digerir los alimentos. Otros descomponen tanto los alimentos que su cuerpo absorbe más calorías y almacena más energía en forma de grasa. Existe evidencia de que los probióticos, que se encuentran en alimentos fermentados como el kimchi y el yogur, pueden eliminar la grasa abdominal. Estas bacterias amigables no reemplazarán la reducción de calorías, pero podrían ayudar.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS