Hay una gran cantidad de verduras que puedes combinar en cada plato. Hay una gran cantidad de verduras que puedes combinar en cada plato.

Comer verduras crudas te ayudan a mejorar la digestión

Las verduras te aportan muchas vitaminas y minerales. 

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es comer al menos cinco porciones diarias de verduras para poder reducir el riesgo de desarrolar varios padecimientos de salud. 

Las verduras también tienen la ventaja de poder consumirse crudas, así que cada comida que prepares aparte de obtener muchos nutrientes puedes cocinarlos de diferentes formas sin aburrirte.

En el caso de México, Marcel Camacho Pérez, Nutricionista Dietista de la Unidad de Medicina Familiar No. 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), asegúra que la ingesta de verduras y frutas en la alimentación es baja y que al menos la mitad de la población consume de forma regular verduras y frutas.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 (ENSANUT),  preferir el consumo de alimentos crudos como las verduras, en lugar de cocerlos o cocinarlos puedes obtener más beneficios porque te aporta una mayor cantidad de fibra que mejoran tu digestión.

Algunas verduras puedes consumirlas crudas. Pixabay. 

Otros beneficios de comer verduras crudas 

De acuerdo al especialista si comes verduras crudas también te ayuda a reducir el colesterol malo, se puede controlar mejor los niveles de glucosa en la sangre y de esta manera se pueden prevenir enfermedades como obesidad y diabetes.

Esto implica que la cantidad de fibra que consumimos es menor a la que necesita nuestro organismo. La evidencia científica ha demostrado la relación directa entre una dieta alta en fibra y una buena salud, fibra que se obtiene principalmente en las verduras y frutas crudas”, detalló.

La lista de las verduras que se pueden consumir crudas son: calabacita, chayote, espinacas, pimiento morrón y col; todas las frutas -en pieza o gajos, no en jugo-; cereales como el amaranto y avena, otros alimentos que contienen grasa como aguacate, aceite de olivo, semillas de girasol, nueces y cacahuates, entre otros.

Según el IMSS se recomenda que las verduras hay que lavarlas muy bien antes de prepararlas, para evitar que se pueda traer más adelante algún problema de tipo digestivo. 

Para una alimentación correcta se deben incluír los tres grupos del Plato del Bien Comer en cada una de las comidas principales, elegir verduras y frutas de temporada, y disminuir el consumo de productos industrializados.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS