El agua es más importante para el cuerpo de lo que se cree. El agua es más importante para el cuerpo de lo que se cree.

Esto le pasa a tu cuerpo cuando no bebes la suficiente cantidad de agua

Recuerda que se recomienda beber entre 6 y 8 vasos de agua al día.

Durante toda nuestra vida hemos escuchado hablar sobre la impotencia de mantenernos bien hidratados, el tomar mínimo dos litros de agua al día y el no esperar a que nos dé sed para beber del líquido vital.

No obstante, el beber la cantidad adecuada es una practica que muy muchas personas practican, sin imaginar que esto les podría estar provocando algunas molestias. Es por ello que a continuación hablaremos sobre algunos efectos secundarios que existen al no beber la cantidad correcta de este líquido.

1. Dolores de cabeza persistentes. Una de las primeras cosas que puede notar cuando está deshidratado es un dolor de cabeza punzante. ¿Las buenas noticias? Si la deshidratación es la causa, debería desaparecer poco después de beber un gran vaso de agua.

2. Función intestinal lenta. "Hay receptores de agua en el colon y extraen agua del cuerpo para suavizar las heces", dice Marjan Moghaddam, D.O., médico de medicina familiar del Henry Ford Health System. "Si no obtiene suficiente agua, las heces duras y el estreñimiento podrían ser efectos secundarios comunes, junto con dolor y calambres abdominales".

3. Piel apagada. La deshidratación se manifiesta en el rostro en forma de piel seca y cenicienta que parece menos radiante, tersa y elástica.

4. Fatiga. Si no estás reponiendo su ingesta de líquidos, tus niveles de energía podrían caer en picado y podría experimentar fatiga y confusión mental. Entonces, la próxima vez que tomes otra taza de café, ve si es agua lo que necesita.

5. Aumento de peso. “A veces las personas confunden la sed con el hambre y comen más, pero en realidad solo necesitan beber más”, dice el Dr. Moghaddam. "A veces, si toma un vaso de agua, las señales de hambre desaparecerán".

6. Boca seca. Si no obtiene suficiente agua, puede tener las membranas mucosas secas, es decir, falta de saliva. Esto puede dificultar hablar, tragar e incluso respirar. Afortunadamente, esto se puede solucionar fácilmente bebiendo agua.

Es importante agregar que si tiene insuficiencia cardíaca, menos agua es mejor; no desea que su cuerpo retenga demasiado líquido, lo que obliga a su corazón a trabajar más. Trata de consumir menos de dos litros diarios de todas las fuentes líquidas.

Los excesos también son malos

La cantidad adecuada va entre seis y ocho vasos de agua, un exceso de ésta puede provocar inflamación del cerebro y sobrecarga de líquidos, dice el Dr. Moghaddam. Por lo que no hay nada que encontrar un buen equilibrio.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS