Lo que debes comer según tu edad Lo que debes comer según tu edad

Lo que debes comer según tu edad

Dependiendo de la edad, el cuerpo necesita de ciertos nutrientes que se encuentran en alimentos específicos. 

Existen alimentos que a los que, dependiendo de tu edad, les puedes sacar más provecho. Es por ello que a continuación te mencionaremos lo que tu cuerpo más encesita dependiendo de tus años de vida.

Los mejores alimentos para comer en cada década de vida

A los 20: alimentos con proteínas
La mayoría de los estadounidenses obtienen una gran cantidad de proteínas, lo que ayuda a su cuerpo a desarrollar y curar los músculos. Pero los jóvenes activos, especialmente los que practican deportes, pueden necesitar más. Las buenas fuentes incluyen carne magra, pescado y productos lácteos, así como fuentes vegetales como frijoles, lentejas, nueces, semillas y tofu. El tofu tiene el beneficio adicional de mucha fibra, que es algo que muchas personas jóvenes podrían utilizar más en su dieta.

A los 20: carbohidratos complejos
Los carbohidratos son la fuente de energía preferida de su cuerpo. Los carbohidratos complejos tardan más en descomponerse y digerirse a tu cuerpo, lo que te da más energía y te ayuda a sentirte satisfecho por más tiempo. Buenas fuentes de estos incluyen frijoles, quinua, avena y pan integral.

A los 20: alimentos ricos en calcio
El calcio puede ayudar a fortalecer los huesos y los dientes. Esto es especialmente importante durante los 20, cuando los huesos alcanzan su tamaño y fuerza máximos. Los productos lácteos como la leche, el yogur, el kéfir (una bebida láctea fermentada que tiene la textura de un yogur fino), el requesón y el queso bajo en grasa son buenas fuentes de calcio. También tienen otros nutrientes importantes, como vitamina D, potasio y proteínas.

A los 20: alimentos ricos en hierro
El hierro ayuda a transportar oxígeno por todo el cuerpo y le da energía. La falta de hierro puede provocar anemia. Es entonces cuando su sangre no tiene suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno como debería. Las mujeres jóvenes son especialmente propensas a tener un bajo contenido de hierro, pero los alimentos como frijoles, pasas, espinacas y carnes rojas magras pueden ayudar. No tome suplementos de hierro a menos que su médico lo indique.

A los 30: Bok Choy
La mayoría de los adultos no comen suficientes frutas y verduras, por lo que es una buena idea hacer que las que sí comen cuenten. Esta potencia nutricional le da mucho por el dinero. Al igual que otras verduras de hojas verdes oscuras, el bok choy es una buena fuente de vitaminas K y C, ácido fólico, selenio, betacaroteno (que su cuerpo transforma en vitamina A), antioxidantes y quercetina. Pero también tiene magnesio, potasio y calcio. Para darle un toque, prueba asarlo.

A los 30: pescado graso
Los ácidos grasos omega-3 son nutrientes que protegen su cerebro y corazón. Son especialmente importantes para las mujeres que están embarazadas y amamantando, ya que muchas mujeres tienen 30 años. El pescado con bajo contenido de mercurio es una gran fuente de omega-3, como el salmón (enlatado o fresco), las sardinas y la trucha de agua dulce.

A los 40: alimentos fermentados
Su intestino tiene una estrecha conexión con su sistema inmunológico y su salud en general. A medida que envejece, es aún más importante. Los alimentos que contienen probióticos (bacterias buenas) y prebióticos naturales (alimento para bacterias buenas) pueden ayudar a mantener su intestino sano. Buenas fuentes de probióticos incluyen yogur, kimchi y chucrut. Los alimentos con prebióticos incluyen cebollas, ajo, puerros, espárragos, alcachofas, frijoles y alimentos integrales.

A los 40: frutas y verduras brillantes
Las frutas oscuras, así como las brillantes, tienen antioxidantes. Ayudan a proteger sus células del daño que puede provocar afecciones graves, como el cáncer, a medida que envejece. Las frutas y verduras en una variedad de colores (naranja, morado, rojo, amarillo, verde, azul) pueden brindarle una gama completa de nutrientes y preparar el escenario para una buena salud en sus últimos años.

A los 40: cereales integrales
Son una buena fuente de fibra, que puede hacer que se sienta lleno por más tiempo. Junto con proteínas magras y productos agrícolas, los cereales integrales son una parte importante de una dieta equilibrada. La mayoría de los cereales integrales también tienen el beneficio adicional de otros nutrientes.

A los 50: verduras ricas en fibra
Comer fibra puede ayudarlo a mantenerse regular. Eso es importante a medida que envejece. Las verduras con alto contenido de fibra, como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas y el repollo, funcionan especialmente bien para esto. También tienen mucha agua, lo que hace que la fibra funcione aún mejor.

A los 50: cúrcuma
Los estudios muestran que algunos extractos de cúrcuma pueden ayudar a aliviar el dolor y otros problemas asociados con la osteoartritis. Esa es una forma común de artritis que generalmente comienza después de los 50 años y generalmente afecta sus manos, caderas y rodillas. Los expertos también continúan explorando si estos extractos podrían ayudar a reducir el colesterol y controlar la depresión. Puede poner cúrcuma en verduras o carnes como pollo y pescado. También puede usarlo como parte de un adobo. Incluso hay recetas de té de cúrcuma.

A los 50: proteína de origen vegetal
Obtener más proteína de las plantas en lugar de los animales reduce la cantidad de grasas saturadas en su dieta. Eso puede reducir sus probabilidades de tener colesterol alto y enfermedades cardíacas. Los frijoles y las lentejas también le brindan magnesio, potasio, hierro, ácido fólico y fibra y pueden ayudar a proteger sus células. Para un sabor carnoso, intente agregar tofu desmenuzado o nueces molidas.

A los 50: huevos
La colina es un nutriente que su cuerpo necesita para funciones importantes como la memoria, el control muscular, el equilibrio del estado de ánimo y la descomposición de grasas. Los hombres mayores de 50 años necesitan 550 miligramos y las mujeres 425 miligramos por día, pero la mayoría de las personas tienden a consumir mucho menos que eso. Los huevos son la mejor fuente de colina como alimento.

A los 60 y más: aceite de oliva
La salud del corazón es crucial en estos años, y el aceite de oliva es una gran fuente de grasas insaturadas, que ayudan a proteger su corazón y también su cerebro. Un pequeño toque también agrega mucho sabor. Intente echarle verduras, luego agregue sus hierbas o especias frescas favoritas y ase a 425 F durante 25 a 30 minutos.

En tus 60 y más: bayas
Las fresas y los arándanos son ricos en antocianinas. Esos son productos químicos que ayudan a reducir la presión arterial y a mantener saludables los vasos sanguíneos. También son naturalmente dulces pero bajos en azúcar, por lo que son un excelente refrigerio. Trate de consumirlos al menos dos o tres veces por semana.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS