Las lámparas no son tan malas. Las lámparas no son tan malas.

Manicura: ¿Qué tan dañinas son para la piel las lámparas UV de uñas?

Todo lo que debes saber acerca de este utensilio y su luz.

Si amas tener tus uñas arregladas es muy probable que en algún momento de tus visitas al salón de belleza te hayas preguntado si la lámpara de rayos UV genera algún daño a la piel de tus manos, es por eso que a continuación hablaremos sobre todo lo que tienes que saber respecto a este utensilio.

Según información de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), estas lámparas para secar uñas, usan luces de diodo emisor luz (LED) que emiten radiación ultravioleta o UV.

La exposición a la radiación ultravioleta puede dañar la piel, sobre todo con el tiempo. Por ejemplo, puede ocasionar arrugas prematuras, manchas e incluso cáncer de piel. Pero la FDA considera las lámparas de secado de uñas como aparatos de bajo riesgo, siempre y cuando sea utilizado según las instrucciones de la etiqueta.

Un estudio publicado en 2013External Link Disclaimer indicó que, hasta para la peor lámpara evaluada, 30 minutos de exposición diaria a esta lámpara estaba por debajo de los límites de exposición ocupacional para la radiación ultravioleta (tenga en cuenta que estos límites sólo corresponden para las personas normales y sanas, y no para quienes puedan tener alguna afección que los haga más sensibles a esta radiación).

Cabe señalar que la FDA asegura no haber recibido ninguna denuncia de quemaduras o cáncer de piel atribuidos a estas lámparas.

En casos particulares, si estás tomando ciertos medicamentos o suplementos que te hagan más sensible a los rayos ultravioleta, tal vez debas evitar el uso de estas lámparas. Estos medicamentos incluyen algunos antibióticos, anticonceptivos orales y estrógenos, y suplementos que pueden incluir la hierba de San Juan.

Además se recomienda que te quites el maquillaje, las fragancias y los productos para la piel (a excepción del protector solar) antes de utilizar estas lámparas, ya que algunos de estos productos pueden volver la piel más sensible a los rayos ultravioleta.

Por último, las lámparas de secado de uñas suelen venir con instrucciones para el tiempo de exposición. En general, cuanto menor sea la exposición, menor será el riesgo. Así que siempre sigue las instrucciones de la etiqueta, cuando las haya. En general, no debe utilizar estos aparatos por más de 10 minutos por mano en cada sesión.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS