La sal se vuelve un problema para la salud cuando se consume en exceso. La sal se vuelve un problema para la salud cuando se consume en exceso.

Sal: ¿en qué cantidad se vuelve un problema de salud?

Muchas personas suelen abusar de este condimento provocando serios daños para su salud.

Es muy probable que en más de una ocasión hayas escuchado hablar sobre lo malo que puede ser el consumo excesivo de la sal, si bien se trata de un ingrediente que suele estar en la gran mayoría de los alimentos, de no tener cuidado con ella puede provocarnos ciertos problemas de salud.

¿Qué es la sal?

La sal es un condimento que puede dar sabor a los alimentos y actuar como conservante. Tiene aproximadamente un 60% de cloruro y aproximadamente un 40% de sodio. Casi todos los alimentos no procesados, como verduras, frutas, nueces, carnes, cereales integrales y productos lácteos, son bajos en sodio. La sal que comemos ayuda a relajar y contraer los músculos, da una mano con los impulsos nerviosos y equilibra los minerales y el agua que ingerimos.

¿Qué tanta sal es necesaria para el cuerpo?

Deberíamos consumir alrededor de 1.500 miligramos todos los días. Pero el promedio de las personas consumen alrededor de 3.400. Demasiada sal puede provocar un derrame cerebral, enfermedades cardíacas y presión arterial alta. Es por ello que a continuación te diremos cómo saber si estás pasando tu consumo debido de este ingrediente.

Hinchazón

Cuando el estómago se siente hinchado o apretado puede ser una señal, a corto plazo, de que se está consumiendo demasiada sal. Ayuda a tu cuerpo a retener agua, por lo que se acumula más líquido. Recuerda que no es necesario que los alimentos tengan un sabor salado para que tengan un alto contenido de sodio. Los sándwiches, la pizza, los bagels y las sopas enlatadas pueden ser fuentes furtivas de sal.

Presión arterial alta

Hay muchas razones por las que puede tener presión arterial alta, pero una podría ser el exceso de sodio. El cambio en la presión arterial ocurre a través de los riñones. Demasiada sal les dificulta deshacerse del líquido que usted no necesita. Como resultado, su presión arterial aumenta.

Sed que parece no saciar

Cuando consumes mucha sal el cuerpo se deshidrata. Tu cuerpo extrae agua de sus células y puedes comenzar a sentir mucha sed. Beber agua puede ayudar a neutralizar esa sal y refrescar las células.

Has subido de peso

Cuando retienes agua, es posible que aumente de peso. Si has aumentado de peso rápidamente durante una semana o incluso unos días, podría deberse a que está consumiendo demasiada sal.

No duermes bien

Si consumes demasiada sal antes de acostarte, puede provocarte alteraciones en el sueño. Los signos pueden variar desde un sueño inquieto, hasta despertarse con frecuencia por la noche o no sentirse descansado por la mañana.

Te sientes débil

Cuando hay demasiada sal en la sangre, el agua brota de las células para diluir la sal. Como resultado puedes empezar a sentirte más débil de lo habitual.

Efectos a largo plazo del exceso de sal

Aunque hay muchos efectos a corto plazo a tener en cuenta, también existen efectos a largo plazo por comer demasiada sal. Podría aumentar sus probabilidades de sufrir agrandamiento del músculo cardíaco, dolores de cabeza, insuficiencia cardíaca, presión arterial alta, enfermedad renal, cálculos renales, osteoporosis, cáncer de estómago y accidente cerebrovascular.

Cómo reducir la sal

Para ayudar a mantener sus niveles bajo control:

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS