Soluciones de un movimiento para el dolor y el estrés Soluciones de un movimiento para el dolor y el estrés

Soluciones de un movimiento para el dolor y el estrés

Existen algunos consejos con los que puedes solucionar, o al menos mejorar, ciertas inquietudes. 

Por:  Liz R. W.

Te imaginas realizar algunos ejercicios con los que puedas eliminar ciertas molestias, dolencias o inquietudes, pues sí lo puedes hacer, y a continuación te mencionamos cuáles y qué es lo que alivian.

Con un solo movimiento

Eliminación de estrés: flexión hacia adelante de pie
Si se siente ansioso o estresado, un breve descanso puede ayudar. Prueba este sencillo movimiento de yoga. Párese derecho, con las piernas juntas. Mientras inhala, levante los brazos por encima de la cabeza. Inclínese hacia adelante a la altura de las caderas mientras exhala, manteniendo la parte superior del cuerpo alineada. Sujete sus pantorrillas o tobillos. Respire profundamente y aguante alrededor de un minuto. Inspire y vuelva a levantarse lentamente, con la cabeza y los brazos sueltos y relajados, para ponerse de pie.

Dolor de mano: toque de la yema del dedo
La artritis es el sospechoso habitual si tiene dolor en la mano. Dale un respiro a esta parte trabajadora del cuerpo con este ejercicio con mini dedos. Apunte su mano hacia arriba, con los dedos juntos. Toque lentamente su dedo índice con su pulgar para hacer una "O". Mueva el pulgar sobre el dedo medio y haga lo mismo, y así sucesivamente con el dedo anular y el meñique. Repita suavemente estos movimientos varias veces con cada mano.

Caderas rígidas: media paloma reclinada
Sus caderas pueden ponerse rígidas, especialmente si permanece sentado durante gran parte del día. Esta pose de yoga les ofrece un estiramiento bien merecido. Acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas. Cruza un tobillo sobre la rodilla opuesta. Lleva tus piernas hacia tu pecho. Agarre la pierna inferior por debajo de la rodilla para mantener la postura. Para un estiramiento más intenso, tire suavemente.

Calambres en los pies: estiramiento con toalla
Estás teniendo un sueño encantador, entonces ... ¡ay! Un espasmo doloroso en el pie lo despierta de golpe. Las razones de esta rigidez muscular repentina pueden incluir deshidratación o mala circulación. Coge una toalla y siéntate. Estire las piernas frente a usted, apuntando los dedos del pie acalambrado hacia el techo. Enrolla la toalla alrededor de tu pie y sujeta los extremos con ambas manos. Levanta la pierna hasta que sientas un buen estiramiento.

Dolor de cabeza por tensión: estiramiento del cuello
¿Sufre de dolores de cabeza por tensión? Puede ayudar a fortalecer el cuello y los hombros, según un estudio danés. Pruebe este estiramiento súper simple para apoyar los músculos del cuello que mantienen la cabeza erguida y alivian la tensión en la cabeza y el cuello. Lleva tu barbilla hacia tu garganta con un suave movimiento de cabeza. Mantenga durante 10 segundos y repita 10 veces.

Dolor lumbar: inclinación pélvica
Un enorme 80% a 90% de los estadounidenses tienen dolor de espalda durante su vida. ¿La causa principal? Tensión en la espalda. Prueba un ejercicio de inclinación pélvica. Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas. Apriete los músculos del estómago mientras presiona la parte baja de la espalda contra el suelo. Mantenga durante 5 segundos y luego relájese. Repite varias veces. Intente acumular hasta 10.

Ciática: Estiramiento de la figura cuatro sentada
La ciática es un dolor a lo largo del nervio que va desde la parte posterior de la pelvis hasta la parte posterior del muslo. Intente estirar el piriforme, el músculo desde la parte inferior de la columna hasta la parte superior del muslo. Siéntese en una silla con los pies apoyados en el suelo. Levanta la pierna del lado que te duele y cruza ese tobillo sobre la rodilla opuesta. Inclínese suavemente hacia adelante desde las caderas. Mantenga durante 15-30 segundos y suelte.

Dolor de talón: rizos de los dedos del pie
Si tiene dolor en el talón, alrededor de donde el tejido del arco del pie se conecta con el hueso del talón, podría ser uno de los aproximadamente 3 millones de personas que padecen fascitis plantar. La edad, el sobrepeso y mucho pararse sobre una superficie dura pueden figurar en ello. Coloque una toalla pequeña en el suelo. Con el pie dolorido, agarre la toalla con los dedos de los pies. Doble el pie para llevar la toalla hacia usted solo con los dedos de los pies. Relájate y repite 10 veces.

Calambres menstruales: postura de la cobra
Los calambres menstruales pueden provocar dolor en el estómago, la zona lumbar, la pelvis y la parte superior de las piernas. Pero algunos buenos estiramientos y ejercicio moderado pueden ayudar. Prueba la cobra, una pose de yoga clásica. Acuéstese boca abajo, con las piernas y los pies juntos. Coloque las manos debajo de los hombros y levante la cabeza y los hombros, estirando los brazos. Respire y deje que su estómago se expanda al inhalar y se ablande al exhalar. Mantenga la pose durante 30 a 60 segundos. Relájate y repite.

Fatiga visual: movimiento arriba / abajo
Mirar dispositivos digitales, conducir largas distancias, navegar por Internet ... todo puede cansar sus ojos. Refresque a sus mirones con un sencillo ejercicio para la vista. Mantén la cabeza quieta mientras miras hacia arriba y enfoca tus ojos lo más alto que puedas y luego lo más bajo que puedas. Haga esto con una frecuencia de hasta 10 veces al día. También puede probarlo en una secuencia de “veinticuatro horas”, encontrando marcas de hora en una enorme esfera de reloj imaginaria.

Tendón de la corva tirado: excavación del talón
Por lo general, consultará a un médico por una lesión en el tendón de la corva. Este es el músculo de la parte posterior del muslo que ayuda a extender la pierna y doblar la rodilla. Pero para una tensión más suave, pruebe este ejercicio suave. Siéntese con la pierna ilesa estirada en el suelo y la pierna afectada doblada. Presione el talón de la pierna doblada contra el suelo. Esto tensará su tendón de la corva. Mantenga la postura durante unos 6 segundos, descanse unos 10 segundos y repita.

Shin Splints: pantorrillas
El solo nombre suena doloroso, pero es un problema común para los corredores y otros atletas. Significa dolor a lo largo del borde interno de la tibia. Puede aparecer después de una actividad intensa o cuando comienza una nueva rutina de ejercicios. Encuentra un conjunto de escaleras y prueba esto. Párese en un escalón, el peso sobre la pierna lastimada. Levanta lentamente el talón y luego bájalo más allá del borde del escalón. Haz tres series de 12.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS