El orgsasmo se puede aprender. El orgsasmo se puede aprender.

3 pasos para aprender a tener orgasmos

El orgasmo se puede aprender y esta es la manera en la que lo puedes lograr.

Muchas de las mujeres pueden tener ciertos problemas al momento de alcanzar el orgasmo, al menos en algún momento de su vida lo puede experimentar y la realidad es que no hay anda de extraño en ello.

"Le ocurre a cualquier mujer y en el momento más insospechado, porque la pasión humana y el deseo femenino son muy susceptibles. Pueden inhibirse por desidia en la pareja, alteraciones hormonales, estrés u otras circunstancias vitales pasajeras. Peor aún, hay mujeres que jamás han disfrutado de un orgasmo. Ni durante el coito, ni a través de otra práctica sexual", explica el psicólogo Fernando Villadangos, presidente de la Sociedad de Sexología Al Garaia, según información de El Mundo.

El psicólogo habla sobre una guía que dará como recompensa el orgasmo y la posibilidad de disfrutar de una sexualidad plena:

1. Autoestimulación

La estimulación del clítoris y los labios menores son unos de los pasos principales. Sin ellos puede ser muy difícil alcanzar el orgasmo.

Cuando se tiene experiencia en la masturbación, algo poco frecuente en mujeres que carecen de la experiencia del orgasmo, responden más fácilmente a la terapia, según el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología.

Lo ideal es dedicar un tiempo a darse placer. Relajada, sin prisas. La masturbación debe verse como una experiencia positiva, saludable y muy intensa.

2. Erotización

Villadangos insiste en que hay que analizar en cada mujer qué bloqueos le impiden disfrutar sexualmente. "Pueden ser factores de tipo psicológico como el miedo al descontrol, la vergüenza por expresarse sexualmente, estar demasiado pendiente del placer de tu pareja o no resultar atractiva físicamente".

Cuando esto pasa, el coito no facilita la erótica femenina, ya que deja de lado sus necesidades sexuales y la mujer acaba disfrutando del orgasmo por estimulación externa de los órganos genitales.

El primer consejo es hablar sobre ello y planteárselo como un descubrimiento para enriquecer la sexualidad. "La falta de orgasmo o la dificultad para lograrlo no es una enfermedad, sino la señal de que no estamos atendiendo las necesidades sexuales de la mujer. Por tanto, es inteligente dar a conocer a la pareja la anatomía y fisiología sexual femenina y realizar unas tareas eróticas adaptadas a cada caso".

3. Gimnasia sexual

El ejercicio físico constituye la tercera lección estupenda para fortalecer los músculos en general, conseguir un mejor flujo sanguíneo, mejorar la capacidad de oxigenación y ejercitar los músculos que intervienen durante el orgasmo y permitirán un mejor desempeño sexual.

Abdominales, elevaciones de cadera, sentadillas, ejercicios de Kegel, etc. Además, la falta de deseo nace en ocasiones por la insatisfacción física o el miedo a no resultar atractiva. Mantener un cuerpo ágil ayuda a descubrir el placer de mostrarse desnuda y de ser acariciada en ciertas zonas. La mujer tendrá entonces la certeza de que todo cuerpo posee la capacidad de dar y recibir placer.

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS