¿Por qué nos enamoramos de nuestro compañero de trabajo? ¿Por qué nos enamoramos de nuestro compañero de trabajo?

¿Por qué nos enamoramos de nuestro compañero de trabajo?

Una investigación responde la incógnita. 

Es muy probable que al menos en una ocasión de tu vida hayas sentido cierto tipo de atracción por un compañero o compañera de trabajo, al principio puede parecerte extraño, no obstante, pueden terminar cayendo dentro de una relación.

Dicho acontecimiento en realidad puede tener nycho sentido e incluso puede ser explicado por la ciencia, y es que al trabajar juntos todos los días, puedes ver cómo responden a los problemas o cómo actúan en situaciones de estrés 

La investigación

Según una investigación realizada por la agencia Totaljobs, el 22% de los individuos conocen a su pareja en el trabajo. Una probabilidad más alta que el porcentaje de citas online (13%), a través de amigos comunes (18%) o un simple encuentro para cenar (10%). 

"La mayoría de los adultos pasan un mínimo de 1.680 horas al año en la oficina, por lo que es bastante probable que pases más tiempo con tus compañeros de trabajo que con cualquier otra persona", admite David Brudo, CEO y fundador una app de bienestar mental a 'Business Insider'. "Si bien no puedes mediar para elegir a tus compañeros de trabajo, es posible que al final acabéis teniendo intereses comunes".

"Al trabajar con alguien todos los días, puedes ver cómo responden a los problemas, cómo actúan en situaciones de estrés o cómo interactúan con los demás", afirma Brudö. "También es fácil compartir información personal y compadecerse de las dificultades que enfrenta el día a día durante el almuerzo de trabajo o ir a tomar algo después de la jornada laboral".

El apoyo o unidad de un compañero puede llevar a la confusión

Existen más cosas a tener en consideración. Alrededor del 60% de los encuestados reconocieron sentir presión de actuar de la forma más profesional al tener una relación laboral, y el 51% aseguró estar preocupado por los rumores que pudieran surgir. De tal modo, uno de cada tres se sentiría juzgado si sus compañeros se enterasen. Por otro lado, uno de cada seis sugirió que habían sido objeto de burlas por ello, y uno de cada 10 afirma haberse sentido discriminado.

También existe el problema de sospechar que alguien está enamorado de ti cuando realmente no lo está. Como señala el consejero matrimonial Gregory L. Jantz para 'Business Insider', la intensidad creada en una situación de trabajo puede reflejar de algún modo la intensidad experimentada en relaciones sexuales, lo que genera mensajes confusos y un comportamiento desconcertante. "Tales sentimientos de apego y unidad pueden ser lo suficientemente similares como para causar confusión", admite Jantz. "Incluso si la mente consciente no reconoce la conexión. Pronto, uno de los dos o ambos pueden verse repentinamente considerando al otro desde un punto de vista sexual".

En definitiva: lo más importante siempre es tener claro cuáles son tus límites y determinar qué es lo que realmente esperas de una relación laboral. 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS